Cómo Evitar la Contaminación Cruzada de los Alimentos

Nuestra higiene es un factor del cual debemos de cuidar mucho, en especial en los tiempos que corren actualmente. Y esto no solo implica cuidarnos al llegar casa, sino también mientras realizamos algunas labores diarias. Una de las labores con las que mayor cuidado debemos tener es cocinar y sobre todo a la hora de cortar nuestros ingredientes en la tabla.

Los alimentos son sumamente delicados así como también pueden ser portadores de una gran variedad de gérmenes o microbios. Por ello hay que lavarlos bien tanto a ellos como a los utensilios con los manejamos, cuchillos, cucharas, tablas de cocina, etc..

Para que aprendas a tener mayor cuidado con esto hoy te hablaremos sobre cómo evitar la contaminación cruzada de los alimentos y te daremos algunos consejos.

¿Qué es la contaminación cruzada?

La contaminación cruzada se conoce por ser el proceso en el que los alimentos cocinados entran en contacto con alimentos crudos o viceversa. Dicho contacto hace que se genere un intercambio de sustancias que son ajenas entre sí y que genera un alto nivel de contaminación.

Cortando en tablas de cocina diferentes los alimentos

Debemos destacar que la contaminación cruzada puede producirse, tanto de manera directa, como de manera indirecta. Al hablar de una contaminación cruzada directa nos referimos a aquella en la que ambos tipos de alimentos tienen contacto entre sí.

En cambio, cuando se trata de una contaminación cruzada indirecta la misma se produce por medio de utensilios de cocina contaminados. Es decir, por ejemplo, cuando cortas con un mismo cuchillo un trozo de carne cocida y luego un trozo de carne cruda o viceversa. Esto sin haber lavado o desinfectado con anterioridad el utensilio en cuestión.

¿Por qué es importante cuidarnos de una posible contaminación cruzada?

Este tipo de contaminación puede causar graves afecciones en la salud de las personas que consumen los alimentos que han sido contaminados. Y, a pesar de ello, no muchos conocen al respecto de la misma.

Nuestra intención, es informarte al respecto de la existencia de esta contaminación para que tengas un mayor cuidado a la hora de cocinar. Así podrás cuidar tanto de ti como de tu familia.

Debes de tener en cuenta que, si el alimento contaminado procederá a cocinarse bien, no debe haber mayor preocupación. La situación se vuelve peligrosa es cuando los alimentos contaminados se consumen crudos.

Ingerir un alimento que ha sido contaminado de esta manera puede acarrear graves repercusiones en tu salud. Entre algunas de las afecciones más comunes que esto genera se encuentran:

  • Intoxicación alimentaria
  • Posibles reacciones alérgicas e inflamatorias
  • Síntomas de gastroenteritis
  • Posible aparición de urticaria

Es importante tener en cuenta que existen ciertas partes de la población en los que una contaminación cruzada puede ser aún más perjudicial. Así que debes tener mayor cuidado en la cocina si vives con un adulto mayor, un infante, una embarazada, etc.

Consejos para evitar la contaminación cruzada en los alimentos

Ahora que sabes qué es la contaminación cruzada y por qué es importante cuidarte de ella, es momento de conocer los consejos fundamentales para evitarla. Asegúrate de seguirlos todos y podrás despreocuparte al respecto de la contaminación cruzada.

Separa tus alimentos

El cuidado primordial que debes de tener es separar muy bien tus alimentos. Es fundamental que evites el contacto directo entre un alimento crudo y uno cocido. Desde el momento en el que realizas las compras, hasta el momento en el que estás cocinando. Debes procurar mantenerlos alejados el uno del otro en todo momento.

Cortar cada alimento en su tipo de tabla, para eso utilizar el código de colores para saber que color corresponde al alimento a cortar.

Cada tabla de cocina de un color

Almacena muy bien las carnes crudas

Recuerda que las carnes crudas, en especial la carne de res, suele traer consigo algo de sangre. La misma puede gotear y llegar con facilidad a otros alimentos sin que te des cuenta. De allí la importancia de que almacenes muy bien las carnes crudas. De ser posible, guardar las carnes crudas dentro de recipientes herméticos.

Limpia muy bien los vegetales

En caso de que vayas a preparar una ensalada o cualquier otro tipo de receta con vegetales, debes de procurar lavarlos muy bien. Es fundamental que los coloques bajo abundante agua para eliminar los posibles restos de tierra que queden en ellos. Así como también debes retirar las hojas externas que se noten marchitas o amarillas.

Colocar los alimentos separados en la nevera

Evita colocar los alimentos del mismo tipo en la nevera, puedes usar táper de plástico para separarlos, y así evitar la contaminación de los alimentos como la mezcla de los sabores y olores.

Alimentos colocados en táper de cocina en la nevera

Lava tus manos antes de cocinar

Otro consejo de suma importancia es lavar tus manos antes de cocinar. Asegúrate de hacerlo con abundante agua y jabón. Además, si has tenido contacto con carnes crudas, deberás de volver a lavártelas antes de tocar otro tipo de alimento. De esa manera podrás evitar la contaminación cruzada de manera directa.

Mantén limpios los utensilios de cocina

Es fundamental que mantengas limpios todos tus utensilios de cocina. Desde los cuchillos y cucharas, hasta la tabla para cortar en la cocina. Ya que en los mismos pueden quedar restos de otro alimentos.

Del mismo modo, puedes procurar tener utensilios específicos para cada tipo de alimento. De esa manera, podrás evitar al máximo el contacto de las partículas que componen a cada alimento. En el caso de las tablas para cortar, puedes elegir la tabla dependiendo del color y utilizarlas para cada tipo de alimento para el cual están creadas.

Evita utilizar tablas de cortar de madera

Las tablas de corte de madera suelen ser muy porosas, esto da pie a la proliferación de bacterias. En especial porque son mucho más difíciles de limpiar correctamente. Por ello es preferible que las evites o que, en su defecto, las limpies minuciosamente entre cada uso.

Otra de las opciones es optar por una de polipropileno, policarbonato, piedra, plástico, etc.

Limpia constantemente tu área de cocina

Otro consejo importante a seguir es la limpieza constante de toda el área de tu cocina. Desde tu encimera o tus mesas, hasta el área de la estufa y del lavandero. No te limites a simplemente pasar un trapo de cocina. Utilizan agua caliente, jabón y, si gustas, detergente. Así podrás eliminar cualquier mínima bacteria que habite en tu cocina.

Lava tus platos entre cada uso

Por último, pero no menos importante, debes recordar lavar tus platos entre cada uso. No importa cuánta flojera te dé lavarlos, es fundamental que lo hagas. Ya que siempre quedarán restos de comida que, por más pequeños que sean, pueden propiciar la contaminación cruzada.

¿Qué le ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.6 / 5. Recuento de votos: 13

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario